Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, obtener estadísticas y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en "leer más"

 Por unas horas disfrutamos de Madrid y regresamos al Siglo XVII, curiosamente en aquel momento España también estaba sumida en una profunda crisis económica que llevó a una crisis moral. En medio de esta realidad comienzan a surgir nuevas Fundaciones y los Monasterios se trasladan a las ciudades convirtiendo en ciudades-convento a las ciudades barrocas españolas. En el recorrido que hicimos por el Madrid conventual visitamos iglesias y conventos en las que pudimos disfrutar de su riqueza arquitectónica, artística y religiosa. El itinerario que hicimos fue el siguiente: Las Carbonera –Convento de las Jerónimas del Corpus Christi), la Basílica Pontificia de San Miguel, Iglesia del Sacramento –antiguo convento de Bernardas del Sacramento-, Iglesia de San Nicolás de los Sevitas, Real Convento de la Encarnación –Agustinas Recoletas-, Convento de las Descalzas Reales –Franciscanas Clarisas-.

Por la tarde, tras almorzar en la Plaza Mayor, nos dirigimos a la Plaza de Sta. Ana. Allí pudimos ver el Teatro clásico español y las figuras de Calderón de la Barca y el andaluz Lorca. Paseamos por las calles donde vivieron y desarrollaron su labor literaria personajes como Cervantes, Lope de Vega, Góngora y Quevedo, y donde finalizaron sus días. Trasladarnos al entorno exterior, poder recorrer estos caminos que algún día presenciaron la creatividad y labor artística fue una forma de descubrir la riqueza de nuestro pasado más allá de los libros, y como siempre, poder compartir momentos agradables con compañeros y profesores.

Agradecer como siempre a nuestros alumnos su simpatía y saber estar. Éstos son algunos de esos momentos:


item1
item2
item3
item4
item5